Plan de Construcción y Remodelación de Sucursales

. Obra finalizada

Aperturas y Relocalizaciones (cant.)146   $      951,724,558

Ampliaciones y Adecuaciones(cant)   91 $      337,088,024

Total de obra finalizada  (cant)     237   $    1,288,812,582

. Obra en curso

Aperturas y Relocalizaciones (cant.)  36   $   45,128,130

Ampliaciones y Adecuaciones(cant)  73 $   13,168,495

Total de obra en curso  (cant)   109       $   58,296,625

 

Sucursales en gerenciamiento 2015: 122

 

El plan de aperturas, ampliaciones y renovación de las sucursales del Banco Santander Rio en todo el país incluye el proyecto y la construcción de sucursales nuevas y la remodelación de sucursales existentes en un plan de 7 años que terminará por incluir aproximadamente 350 sucursales.

El gerenciamiento a cargo del Estudio incluye la supervisión y control de todas las actividades relacionadas con el plan, desde la elección de los terrenos, la gestión de permisos y conexiones a redes, el desarrollo del proyecto y la construcción hasta la puesta en funcionamiento de la sucursal. El gerenciamiento incluye la habilitación comercial, el período de garantía de obra y los finales de obra.

El gerenciamiento incluye no sólo el proyecto y la obra civil, sino también la coordinación y supervisión de la entrada en obra de todos los gremios y proveedores contratados por el Banco que completan el equipamiento y puesta en funcionamiento de las sucursales: Banca Automática, Tesoros, Cableado Estructurado, Informática, Vínculo telefónico y de Datos, Mobiliario, Marketing, Seguridad, Incendio y CCTV.

En el aspecto contable, UPU hace el seguimiento de la facturación de Estudios, Empresa Constructoras, Gestores, Empresa de Cableado Estructurado y otros, asegurando al cliente la corrección de las cuentas a pagar y apoyando la efectivización de lo pagos en tiempo y forma. 

El equipo de UPU consta actualmente de 15 personas: diez arquitectos gerenciadores, un contador, un administrativo, dos gerenciadores senior y un coordinador. El equipo opera en las oficinas del Banco, en estrecha colaboración con todos los sectores implicados en el Plan de Construcción y Remodelación de Sucursales lo cual optimiza el rendimiento del equipo. 


Sede Social y Templo para la Comunidad Amijai

Ubicada en la manzana comprendida por las calles Arribeños, Blanco Encalada, Montañeses y Olazábal, en el barrio de Belgrano. En el solar existían construcciones preexistentes de la fábrica de cajas fuertes Adolfo Bash.

Hacia la calle se puede ver solamente el frente de la Sede Social, quedando el Templo en el centro de la manzana rodeado de jardines, y protegido de la calle.

El hormigón armado es el material predominante en ambos edificios. En el Templo, se aprovecharon la maleabilidad y las posibilidades plásticas del material realizando muros y cubiertas curvas e inclinadas de espesores que van de los 30 a los 40 cm., con luces máximas de 21 m., a fin de lograr la espacialidad buscada.

Para su materialización se emplearon complejas adecuaciones a los sistemas de encofrados de la firma PERI, mediante la incorporación de cuñas y costillas. A su vez, se realizaron muestras y pruebas de hormigonado de tabiques de 6 m. de altura, evaluando aspectos como la dosificación, sistema de bombeo, terminación de los encofrados, materiales de desencofrante, etc.

En los interiores se hicieron múltiples ensayos para determinar la composición y características de los revestimientos de madera y piedra, a fin de lograr una cualidad acústica natural en todo el recinto del Templo, trabajando para ello junto al mejor asesoramiento profesional.

La obra se realizó con un contratista principal de hormigón armado, albañilería, instalaciones sanitarias y ayudas de gremio, y el resto de los contratos y compras se realizaron por separado, incluyendo el interiorismo y equipamiento tecnológico. Entre las características salientes de las instalaciones, se destaca un sistema de almacenamiento de frío durante las horas de bajo consumo nocturnas, para su utilización durante las ceremonias o eventos culturales.

Nueva planta Impresora La Nacion S. A.

Ubicada en un predio de casi tres hectáreas y media (34.000 metros cuadrados) rodeada por las calles Zepita, Magaldi, Luna y Luján, en el tradicional barrio de Barracas. Hubo antes en esos terrenos sólidas construcciones industriales de la firma Agar-Cross, tan sólidas que fue un verdadero problema la demolición de las estructuras y sus cimientos. Para ello se hincaron 960 pilotes a profundidades que llegaron a casi 27 metros de profundidad. Se trataba de anclar las bases en las que se apoyarían las rotativas, que no sólo representan un peso propio importante sino también por las  vibraciones que genera.

La nave central, que alberga las dos máquinas impresoras suizas (y reserva espacio para una tercera), mide 110 metros de largo, 12,70 metros de ancho y casi 19 metros de altura. Alrededor de este recinto -que está preparado para crecer en longitud- se levanta el complejo edilicio de 18.400 metros cuadrados con todos los locales y servicios destinados al normal funcionamiento de la planta. En este sentido se procuró que el edificio mantuviera en su conformación la misma estructura organizativa que marca la producción, con esta secuencia: almacén de materias primas almacén intermedio producción rotativas con sus servicios auxiliares, producción encarte y sala de expediciones. De este modo se han configurado dos volúmenes principales concebidos a modo de contenedores: uno bajo, de 8,70 metros de altura, que unifica todas las áreas que no son las rotativas y sus servicios, y otro que es la ya aludida nave de las rotativas con sus módulos auxiliares.

El cuerpo perimetral está expresado mediante grandes placas horizontales de hormigón prefabricado (de 2,10 metros de altura por 6 de largo), y el cuerpo de la rotativa se eleva con un recubrimiento de paneles de aluminio y cristal que subraya su contenido industrial de carácter singular y tecnología de punta.